ver obras / view artworks / voir les oeuvres

Zapatos

El zapato ha sido por siglos un objeto de fascinación de significados múltiples. Fue símbolo de status social y de autoridad. Ha funcionado como metáfora psicológica de protección y contención, de donde uno está parado, los pasos de la vida. También como imagen fantástica de proyección sexual, como metonimia del cuerpo femenino. Este elemento de la indumentaria se convierte así en un objeto estético.
De hecho el zapato ha estado presente de diversas maneras en la historia del arte. En el siglo XX, por ejemplo, la “rueda erótica” construida por Fischli y Weiss y, desde luego, los “zapatos de polvo de diamante” de Andy Warhol.
En el díptico que presento se contraponen la composición serial y el caos, el orden y el desorden. Se trata de los mismos zapatos en uno y otro caso. La imagen de amontonamiento casual ha sido compuesta con el mismo detalle que se observa en la primera imagen.
Todo orden es transitorio y en todo aparente desorden puede anidar un nuevo orden. La contraposición no sólo es formal (estructura, color, textura, iluminación, espacio, etc.) sino también es alusiva al tiempo.

Mónica Miller